Cirugía de rodilla

Citation
, XML
Authors

Introducción

        Las lesiones de rodilla y dolor de rodilla son muy comunes.   Problemas de la rodilla son la causa más común de los pacientes deben ver a un cirujano ortopédico.   De la rodilla es una articulación muy compleja que está sometido a grandes fuerzas durante las actividades diarias y deportivas.   Las lesiones deportivas se implican con frecuencia la rodilla, y con la edad, problemas de la rodilla degenerativa desarrollar.   Muchas lesiones de rodilla pueden ser tratados de forma conservadora (sin cirugía), pero ciertas afecciones de la rodilla se benefician de la intervención quirúrgica.

 

Anatomía y función

        La rodilla es la articulación más grande del cuerpo.La función principal consiste en la flexión de la rodilla (flexión) y enderezar (extensión) de la pierna.   La rotación también se produce dentro de la rodilla.    Anatómicamente, está compuesto por el extremo inferior del hueso del muslo (fémur distal) y el extremo superior del hueso de la espinilla (tibia proximal).   La parte frontal de la rodilla está cubierto por la rótula (patela) que se desliza en una ranura en la parte distal del fémur (tróclea) durante el movimiento de la rodilla.

Los extremos del fémur y la tibia, así como la superficie inferior de la rótula, están cubiertos de cartílago.   Este cartílago se ha descrito como el blanco “en el extremo de un hueso de pollo.”   Este “del cartílago articular” sirve para ayudar con la propuesta de resolución común al proporcionar la lubricación y minimiza la fricción.   El deterioro o desgaste del cartílago articular se denomina artritis.

        La rodilla también contiene dos “amortiguador” pedazos de cartílago llamado meniscos.   El menisco medial se encuentra entre el fémur y la tibia en la parte interna de la rodilla, mientras que el menisco lateral ocupa la parte externa de la articulación.   Función de menisco es para amortiguar los huesos de la rodilla.

       La estabilidad de la rodilla se proporciona a los ligamentos de la rodilla.   Los ligamentos cruzados (LCA y el LCP) están en el centro de la rodilla y sirve para resistir los momentos de traslación y rotación de la rodilla.   El ligamento colateral medial (LCM) se encuentra en la parte interna de la rodilla que conecta el fémur y la tibia.   El ligamento colateral lateral (LCL) se encuentra en la parte externa de la rodilla.   Los ligamentos colaterales resistencia de lado a lado sobre los movimientos de la rodilla.

        Por último, el tendón del cuádriceps y el tendón rotuliano componen el mecanismo extensor de la rodilla. El cuadriceps son los músculos en la parte frontal del muslo.   En la rodilla, se forma un tendón que se inserta en la rodilla.   Hay un tendón segunda que va desde la rodilla a la parte superior de la tibia (espinilla).   Estos tendones, así como la rótula nos permiten extender la rodilla desde una posición inclinada.

 

De Evaluación de la rodilla ortopédica

                La evaluación ortopédica de la rodilla, suele incluir una historia médica detallada, un examen a fondo de la rodilla, y los estudios de imagen.   La historia médica incluye preguntas sobre la salud del paciente, así como detalles sobre los síntomas de la rodilla.   Entre los factores importantes a considerar son la duración y la intensidad de los síntomas.   La ubicación y la calidad del dolor son también importantes.   Las condiciones en las rodillas puede provocar hinchazón, síntomas mecánicos (popping, captura de bloqueo), y las sensaciones de inestabilidad.   Alivio y factores agravantes son importantes para mencionar.  

   

La evaluación de la rodilla consiste en comprobar la espalda y la cadera para que el dolor viene de la rodilla.   De Inspección de los músculos y la alineación de la pierna es el siguiente.   El rango de movimiento y la observación de seguir caminando.   Luego, el cirujano palpa áreas específicas de la ternura para tratar de determinar la ubicación de la patología.   Por último, se realizan pruebas específicas para evaluar la calidad de los diversos tejidos en y alrededor de la rodilla (meniscos y ligamentos).

La mayoría de los cirujanos para rayos X para examinar las estructuras óseas de la rodilla. Las fracturas, mala alineación de la pierna, y la artritis a menudo se observa en las radiografías.   Estructuras de tejidos blandos (cartílagos, meniscos y ligamentos) se evalúan mejor con una resonancia magnética.

Después de recopilar toda la información de la historia, la exploración física y estudios de imagen, el cirujano ortopédico hacer un diagnóstico y presente

un plan de tratamiento.   Las opciones de tratamiento pueden incluir medicamentos, terapia física, o aparatos ortopédicos.   La cirugía puede ser recomendada.   El cirujano continuación, se describe el procedimiento quirúrgico, explicarle los riesgos y beneficios asociados con el procedimiento, y el detalle de la recuperación postoperatoria se esperaba.  

           

Cirugía de la rodilla

Varias lesiones y las condiciones dentro de la rodilla son tratadas quirúrgicamente.   Indicaciones de tratamiento quirúrgico varían, basado en el diagnóstico individual.   Ciertas condiciones pueden no responden al manejo conservador, mientras que otras lesiones son tratadas con mayor agresividad.   El objetivo de todo tratamiento es tratar de devolver al paciente a su nivel anterior de actividad y función.  

Cirugía de la rodilla se puede realizar la artroscopia o en forma abierta.   La cirugía artroscópica permite que un cirujano ortopédico para diagnosticar y tratar las lesiones de rodilla por la visión interna de la rodilla a través de pequeñas incisiones con un lápiz de tamaño instrumento llamado artroscopio.   La rodilla está llena de líquido y el alcance transmite una imagen de la rodilla a través de una cámara a un monitor de televisión.   Durante el procedimiento, de pequeñas incisiones adicionales se crean para permitir la inserción de otros instrumentos pequeños para quitar o reparar los tejidos dañados. La mayoría de los procedimientos de rodilla artroscópica se realiza en forma ambulatoria.   La recuperación es generalmente mucho más rápido y más fácil que los procedimientos tradicionales de la rodilla abierta.    

De la cirugía de la rodilla abierta implica grandes incisiones para entrar en la articulación de la rodilla (artrotomía).  

Estas operaciones son más amplios y con frecuencia más compleja que la mayoría de procedimientos artroscópica.   Se puede hacer como paciente ambulatorio, pero una estancia hospitalaria corta después no es raro.

La rehabilitación de lesiones de rodilla y después de la cirugía de la rodilla varía en función de complejas lesiones específicas del paciente y el procedimiento quirúrgico que se realizó.   La terapia física puede ser utilizada como una modalidad no quirúrgica para una serie de condiciones de la rodilla.   Los objetivos principales de PT para el dolor de la rodilla incluyen el máximo rango de movimiento, mejora de la flexibilidad y el fortalecimiento de los músculos alrededor de la rodilla para tener en tensión de los tejidos lesionados.

Rehabilitación postoperatoria puede ser muy variable.   Algunas operaciones de rodilla simples no requieren tratamiento formal, mientras que otros procedimientos requieren meses de terapia física dedicada a lograr los máximos resultados.  

Una descripción más detallada de los distintos procedimientos quirúrgicos y la recuperación postoperatoria espera sigue.

 

Las lesiones de menisco

Las lesiones de menisco de la rodilla son la condición más comúnmente tratadas quirúrgicamente.   Los meniscos son cartílagos de absorción de choques entre el fémur y la tibia.   El menisco medial se encuentra en la parte interna de la rodilla, mientras que el menisco lateral se encuentra en la parte externa de la rodilla.   Los pacientes jóvenes suelen sufrir lesiones de menisco durante las actividades deportivas.   De corte y el pivote puede recalcar el menisco hasta el punto de que las lágrimas.   Los pacientes mayores se rasgan las meniscos durante las actividades menos vigorosas.   A medida que envejecemos, el menisco se empieza a degenerar y puede rasgarse con traumatismo trivial.   Un gran porcentaje de pacientes de mayor edad tienen realmente asintomáticos desgarro meniscal.            

            Los síntomas de un menisco desgarrado incluyen hinchazón recurrente (derrames), los síntomas mecánicos (popping, captura, y de bloqueo), y el dolor con la usurpación de profundidad.   El dolor suele localizarse en un lado de la rodilla o el otro.   Un desgarro del menisco medial duele en el interior de la rodilla, mientras que un desgarro meniscal lateral duele en el exterior.   De corte, pivotantes, y las actividades deportivas puede ser difícil con una ruptura de meniscos.

          Cirugía de un menisco roto se suele hacer artroscopia.   El procedimiento quirúrgico específico que se realiza depende de una serie de factores.   Es importante tratar de conservar el tejido meniscal, porque la artritis tiende a desarrollarse más rápidamente en las rodillas que tienen menos de menisco restantes.  

           Ruptura de menisco que se producen en pacientes jóvenes y se encuentran cerca del borde del menisco (suministro de mejor sangre) a menudo son reparables.   Ruptura de menisco cerca de la superficie central y los que ocurren en pacientes de más edad suelen ser removido (meniscectomía parcial) porque carecen de la capacidad de curar.   En algunas situaciones, seleccionar los pacientes que han tenido una parte importante de su menisco eliminado puede ser un candidato para un trasplante de menisco, en un menisco de cadáver se coloca en la rodilla para tratar de evitar la degeneración articular.

 

Parcial Menistectomía

          Meniscectomía artroscópica parcial es el procedimiento artroscópico más común que los cirujanos realizar.   Los pacientes que tengan roturas de menisco sintomáticos suelen buenos candidatos para la cirugía artroscópica.   Si un cirujano determina que un desgarro de menisco es poco probable que curar, el tejido del menisco roto es removido quirúrgicamente.   Esto se llama una meniscectomía parcial. (Fi

          Meniscectomías parciales se llevan a cabo la artroscopia.   Una vez que el tejido rasgado se ha eliminado de la rodilla, los pacientes normalmente se sienten mucho mejor.   El curso postoperatorio es bastante sencillo.   La mayoría de los pacientes con muletas durante un par de días para ayudar a estabilizar la rodilla.   Una vez que la inflamación disminuya, la rehabilitación progresa rápidamente.   La mayoría de los pacientes pueden volver al trabajo después de sólo unos pocos días.   Volver a los deportes se permite una vez que la inflamación ha desaparecido, y el paciente tiene la función normal de los cuádriceps.

Video de una meniscectomía parcial medial

Más de vídeo de una meniscectomía parcial medial

  

Reparación de menisco

         Reparaciones de menisco son normalmente reservadas para los pacientes más jóvenes (<40 años de edad) que tienen una lágrima que se encuentra cerca del borde externo del menisco.   El objetivo de toda la cirugía del menisco es preservar el tejido meniscal, aunque las reparaciones sólo se indican en la curación se puede esperar.  

        Los cirujanos emplean diversas técnicas de reparación del menisco.   Los principios básicos que incluyen la colocación de sutura o algún tipo de bioabsorbible implante a través de la lágrima, que se estabilizará hasta que sane. Más pequeñas lágrimas son susceptibles de reparación con dispositivos de fijación colocado artroscopia de menisco (todo el interior).   Ampliar las lágrimas de vez en cuando requiere una incisión en la parte secundaria de la rodilla (de adentro hacia afuera).   Resultados de la curación con éxito después de la reparación de menisco varían de 60% -80%.

         La rehabilitación postoperatoria después de una reparación meniscal variará en función de las preferencias del cirujano, pero los lineamientos básicos se sigue generalmente.   El menisco suele durar unos pocos meses para estar completamente curado por lo que la reparación debe ser protegido durante ese tiempo.   La mayoría de los pacientes se encuentran en una bisagra de la rodilla-brace en el momento de la cirugía.   Ellos pueden soportar el peso de la abrazadera, pero generalmente sólo encerrado en extensión completa (pierna estirada).   Rango de ejercicios de movimiento, pero se les permite un mayor grado de flexión suelen ser evitado (<90).

       Después del primer mes del corsé está desbloqueado durante la carga de peso, y la flexión de la rodilla es más permisible.   La mayoría de los pacientes se les permite regresar a los deportes desde 3 hasta 6 meses después de la cirugía, dependiendo de la gravedad de la lágrima.

 

Las lesiones del ligamento

            Existen cuatro ligamentos principales alrededor de la rodilla.   La ACL, PCL, MCL, LCL, y se han descrito anteriormente.   Las lesiones de estas estructuras no son infrecuentes.   Como hemos llegado a ser más activa y más deportes sociedad orientada a la incidencia de lesiones de los ligamentos de la rodilla se ha incrementado.   El tratamiento de lesiones de los ligamentos de la rodilla se basa en múltiples factores.   Cada ligamento individuo sea tratado de manera diferente.   Edad del paciente, la salud y el nivel de actividad juegan un papel en determinar el tratamiento óptimo.   Adicional dentro de la patología de la rodilla, también puede alterar el plan de tratamiento.  

    Las lesiones del ligamento cruzado anterior     

           Las lesiones del LCA se producen a través de algún tipo de mecanismo de torsión.   Esto puede ocurrir cuando el pie está plantado en el suelo o después de aterrizar torpemente de un salto.   Además, un “contacto” lesión puede ocurrir cuando la rodilla se ve obligada en una posición anormal de un estrés externo.

          Los síntomas agudos de una lesión de LCA se incluyen oír o sentir un “pop”.   Hinchazón de la rodilla puede desarrollar muy rápidamente.   En los entornos crónica, inestabilidad de la rodilla se hace más común, especialmente durante el corte y el pivote actividades.  

       

  El tratamiento de lesiones del LCA es dictado por el nivel de actividad del paciente y las expectativas.   Los pacientes que viven un estilo de vida sedentario puede no necesitan tener su ruptura del LCA tratados quirúrgicamente.  

Sin embargo, los atletas que deseen recuperar la capacidad de participar en el corte y los deportes pivotante probablemente se beneficiarán de la cirugía de ACL.  

 

Reconstrucción del ligamento cruzado anterior

           Las lágrimas del ligamento cruzado anterior por lo general no puede ser reparado.   Como tal, una reconstrucción o reemplazo de ligamento cruzado anterior “debe ser realizada.   El tipo más común de la reconstrucción del LCA consiste en tomar tejido y la creación de un nuevo ligamento que se coloca dentro de la rodilla.   Esto sirve para reemplazar el ligamento cruzado anterior roto.  

           La cuestión más preocupante para los pacientes sometidos a reconstrucción del LCA es la fuente del injerto.   El nuevo ligamento cruzado anterior puede provenir del paciente (autoinjerto) o puede provenir de un cadáver (aloinjerto).   Hay riesgos y beneficios para ambas opciones.   Las opciones más comunes son el autoinjerto tendón rotuliano y los isquiotibiales.

           La reconstrucción del LCA se hace habitualmente como procedimiento ambulatorio.   Dependiendo de la elección del injerto, las incisiones abiertas que sean necesarias para la cosecha de tejido que se va a utilizar como el ACL nuevo.   Artroscopia de rodilla continuación, se realiza para examinar la rodilla, el tratamiento de lesiones adicionales (rotura de menisco o daño del cartílago), y para preparar la rodilla para el nuevo ligamento cruzado anterior.

Una vez que el injerto de tejido ha sido preparado y el tejido rotura de ligamentos se ha eliminado, el cirujano está listo para colocar el ligamento de la rodilla.   Túneles pequeños (7-10 mm) se perforan en la tibia y el fémur para permitir que el ligamento que se detuvo en la rodilla.  

La colocación precisa de estos túneles es fundamental para la cirugía de ligamento cruzado anterior con éxito.  Después de que el injerto de ligamento cruzado anterior está en la posición, los dispositivos de fijación (tornillos, arandelas, botones, etc) se usan para mantenerlo allí hasta que pueda sanar en su lugar.

Rehabilitación después de la reconstrucción del LCA es una parte necesaria de un procedimiento de éxito.   El paciente es colocado en un aparato ortopédico después de la cirugía.   El tratamiento se inicia poco después.   Carga de peso se suele permitir de inmediato.   El mantenimiento de la extensión completa y reducir al mínimo la inflamación son los objetivos de principios.   La gama de actividades de movimiento después de comenzar.   Fortalecimiento de la pierna que viene a continuación, con el retorno gradual a la recta en ejecución.   Rehabilitación deportiva específica y el corte y pivotantes son los últimos pasos antes de volver al atletismo.   El atleta típico es el lugar de los deportes para los 6 meses después de la reconstrucción del LCA.

 

    Las lesiones del ligamento cruzado posterior

Ligamento cruzado posterior (LCP), las lesiones son mucho menos comunes que las rupturas del LCA.   El mecanismo más común de lesión implica un golpe directo a la parte delantera de la tibia.   Esto puede ocurrir durante los deportes o en accidentes de tráfico.   La tibia es forzado hacia atrás en relación con el fémur y las lágrimas de PCL.   Otros mecanismos comunes atléticos incluyen hiperextensión de la rodilla y flexión de la rodilla forzada con el pie en flexión plantar. En la fase aguda, las lágrimas PCL puede presentar de manera similar a otras lesiones de la rodilla.   Hinchazón, dolor, y la inestabilidad son comunes.   En el cuadro crónico, persistente inestabilidad pueden ocurrir.

        Gestión de los aislados lágrimas PCL es típicamente conservadora.   Una vez que la inflamación aguda y la incomodidad de que se desploma el trauma inicial, la terapia física se utiliza para tratar de maximizar la fuerza del cuádriceps para ayudar a la estabilidad dinámica de la rodilla.   Después de completar un programa de rehabilitación especializado, el paciente puede volver a jugar el movimiento una vez completo y casi normal de la fuerza han regresado.

 

    Reconstrucción del ligamento cruzado posterior

            PCL de la cirugía es mucho menos común que la cirugía de ACL.   La intervención quirúrgica es típicamente reservado para indicaciones específicas.   PCL lágrimas que tirar de un pedazo de hueso fuera de la tibia (fractura por avulsión) pueden beneficiarse de una fijación quirúrgica.   Las lesiones del LCP que se producen en relación con otros desgarros del ligamento de la rodilla (luxaciones de la rodilla) a menudo se benefician de la reconstrucción quirúrgica.   Por último, los pacientes que han tenido las lágrimas PCL tratados de forma conservadora, pero todavía se quejan de la inestabilidad son candidatos para la reconstrucción del ligamento cruzado posterior.

            Reconstrucción PCL consiste en tomar tejido de otra fuente y la creación de un nuevo PCL.   Autoinjerto o aloinjerto fuentes puede ser usado para hacer el injerto de PCL.   La elección del injerto se determina después de un análisis de los riesgos y beneficios de cada opción entre el paciente y el cirujano ortopédico que lo atiende.   La reconstrucción PCL aislados a menudo se puede realizar como un procedimiento ambulatorio, mientras que la cirugía de múltiples ligamentos de la rodilla normalmente requiere una corta estancia hospitalaria.   PCL es la cirugía generalmente se hace como un procedimiento artroscópico, aunque algunas pequeñas incisiones abiertas son muchas veces necesarios.   Un mayor grado de dificultad que existe en comparación con la reconstrucción del LCA, ya que el sitio de inserción PCL en la tibia puede ser más difícil de acceder.   Así como en la reconstrucción del LCA, el PCL desgarrado se quita artroscopia.   Los túneles son entonces perforado en la tibia y el fémur para permitir el paso del injerto PCL.   El nuevo PCL es jalada en la rodilla y fija al hueso.

          De Rehabilitación después de la reconstrucción PCL varía en función de las preferencias del cirujano.   Los apoyos son una prenda muy utilizada en el período postoperatorio temprano.   Carga de peso puede retrasar en algunos casos.   La terapia postoperatoria se centra en el fortalecimiento del cuádriceps para prevenir la flacidez de la tibia hacia atrás, que puede estirar el injerto de PCL.   La mayoría de los pacientes regresan a los deportes y la actividad total de 6-8 meses después de la cirugía.

 

    Las lesiones del ligamento colateral medial

            El ligamento colateral medial (LCM) de las lesiones ocurren cuando la rodilla hebillas para el interior.   Esto sucede a menudo cuando un deportista sufre un golpe directo al exterior de la rodilla forzando hacia adentro.   El dolor se siente en el interior (medial) de parte de la rodilla.   Lesiones sin contacto a menudo resultan en aislados lágrimas MCL parcial, mientras que los mecanismos de contacto puede producir un desgarro total MCL y puede lesionar los ligamentos de la rodilla y otros (ACL).

             El síntoma más común después de una lesión del ligamento colateral medial es el dolor directamente sobre el ligamento.La inflamación sobre el ligamento puede aparecer, y los moretones y la hinchazón generalizada son comunes 1 a 2 días después de la lesión. En lesiones más graves, los pacientes se quejan de que la rodilla está inestable, o sentir como si su rodilla puede “fallar” o hebilla.

            La mayoría de las lesiones MCL son tratados de forma conservadora (sin cirugía).   La duración de la convalecencia depende de la gravedad de la lesión.   Parcial lágrimas MCL suelen curarse rápidamente y los deportistas volver a jugar dentro de un par de semanas.   Reducción al mínimo de la inflamación y mantener la amplitud de movimiento son esenciales para facilitar una rápida recuperación.   Complete lágrimas MCL puede tomar más de 6 semanas en sanar.   Dolor, hinchazón y rigidez son comunes.   El corsé es generalmente utilizado para ayudar a sanar el ligamento bajo tensión normal.   Ejercicios de rango de movimiento, se hizo hincapié en la rehabilitación para evitar la rigidez de la rodilla de desarrollo.   De rehabilitación completa de un espesor MCL lágrima puede tomar de 3-4 meses en algunas situaciones.

 

    Del ligamento colateral medial Reparación / Reconstrucción

              Como se indicó anteriormente, las lesiones más MCL no requieren cirugía.   Sin embargo, algunas indicaciones quirúrgicas no existen.   De alto grado (completo) MCL lágrimas que coexisten con otras lesiones de ligamentos de la rodilla pueden beneficiarse de la reparación quirúrgica.   Además, las lágrimas MCL que se han curado con laxitud residual (flojedad), causando la persistente inestabilidad de la rodilla, a menudo se benefician de la reparación o reconstrucción.

            MCL cirugía se realiza a través de una incisión abierta en la parte interna de la rodilla.   Si la operación se realiza en la fase aguda (<3 semanas después de la lesión), la reparación primaria del ligamento es posible.   Rupturas Midsubstance se reaproxima (conectado) y se sutura con material de sutura permanente de gran calibre.   Las lágrimas que tiran de fuera de los sitios de inserción ósea del ligamento se suele poner de nuevo hasta el hueso con anclas de sutura.

           En los casos de falta de rigor MCL crónica y la inestabilidad, la reconstrucción MCL es a menudo necesario.    En estos casos, un nuevo MCL se forma a partir de tejido propio o de injerto.   El nuevo ligamento se coloca por encima del MCL de edad y garantizado en el fémur y la tibia con dispositivos de fijación.

            Rehabilitación después de la cirugía MCL es similar a la de los ligamentos de la rodilla otros protocolos de postoperatorio.   La rodilla está protegido en un par de semanas después de la cirugía.   Los ejercicios de movilidad se inicia temprano para prevenir la rigidez.   Fortalecimiento comienza 6-8 semanas después de la cirugía.   Completa rehabilitación toma 4-6 meses.

 

    Lateral del ligamento colateral / posterolateral Corner Lesiones

            El ligamento colateral lateral (LCL) de las lesiones ocurren cuando la rodilla hebillas hacia el exterior.   Estos son típicamente lesiones por contacto de alta energía, donde se aplica una fuerza a la parte interna de la rodilla, que luego se estira o desgarros del ligamento en el exterior.   El dolor se siente en la parte externa de la rodilla en el NMC.   Los síntomas son similares a otras lesiones de ligamentos de la rodilla.

            Esta lesión aislada bien con tratamiento conservador.   El descanso, el hielo y la movilización precoz permite un retorno relativamente rápido a los deportes y la actividad.   Lamentablemente, las lesiones en la cara lateral de la rodilla con frecuencia producen más traumas que sólo las lágrimas LCL aislados.   La esquina posterolateral (PLC) es un complejo de estructuras ligamentosas detrás de la LCL, que sirven para resistir en varo (hacia fuera) el estrés, la posterior (hacia atrás) el desplazamiento de la tibia, así como la rotación externa de la rodilla.   PLC lesiones suelen producirse en relación con otras lesiones de ligamentos en la rodilla.   A menudo son mal diagnosticados y pueden desempeñar un papel en la cirugía de ligamento por qué otros (ACL / PCL) falla.  

    Lateral del ligamento colateral / posterolateral Corner Reparación / Reconstrucción

            Cirugía para la LCL / PLC es típicamente reservado para las rodillas con ligamentos múltiples que están heridos.   Las combinaciones más comunes son ACL / lesiones PLC y PCL / lesiones PLC.   Dislocaciones de la rodilla a menudo tienen participación PLC también.   En la mayoría de los ajustes, si el NMC / es ignorado PLC, los resultados de la reconstrucción de ligamento cruzado se verá disminuido.   Lateral del lado lesiones de rodilla son reparadas a través de incisiones abiertas.   Para las lesiones agudas, la reparación primaria de la PLC es posible.   Los tendones y los ligamentos que están lesionados están unidos en primer lugar o se vuelve a unir de nuevo a sus puntos de inserción en las estructuras óseas.   En situaciones crónicas, la LCL y PLC han curado y con cicatrices, junto con la laxitud residual.   La reparación primaria no es posible.   Como tal, entonces se realiza la reconstrucción con tejido propio o de injerto.   Múltiples técnicas de reconstrucción se han descrito.   El manejo postoperatorio es similar a la descrita anteriormente.   

 

Las lesiones del cartílago articular

          El cartílago articular es liso, brillante, papel de seda blanco que cubre los extremos de los huesos en el cuerpo humano.    Funciona para resistir las cargas de compresión en las articulaciones y proporciona una superficie lisa, con baja fricción para permitir el movimiento de las articulaciones flexibles.   Lesión en el cartílago articular es muy común.   Los sucesos traumáticos pueden dañar los cartílagos, y con la edad, la biología de los cambios de cartílago, lo que predispone al desgaste y lesiones.   Las lesiones del cartílago son motivo de preocupación porque el cartílago articular carece de un suministro de sangre, lo que le impide la curación.  

Las lesiones del cartílago articular puede ocurrir como resultado de cualquiera de destrucción mecánica traumática, o la degeneración progresiva mecánica (desgaste o rotura).   Las rupturas del LCA, dislocaciones de la rótula, y otras lesiones de rodilla pueden presentarse con aguda daño en el cartílago articular.   Normalmente, estos mecanismos de creación de pequeñas lesiones, defectos de coordinación en el cartílago.   Lesiones degenerativas del cartílago puede ser menos profunda pero a menudo más de superficie total.   Además, la osteocondritis disecante (OCD) es una enfermedad en el hueso detrás del cartílago articular se enferma, que puede dar lugar a un defecto grande si un trozo de cartílago de separar del hueso subyacente.  

Los síntomas de daño en el cartílago articular incluyen inflamación de la rodilla y el dolor vago.   Síntomas mecánicos (captura y de cierre) también pueden estar presentes.   Con la degeneración mecánica (desgaste), el paciente suele experimentar rigidez, disminución de la amplitud de movimiento, dolor en las articulaciones y / o hinchazón.

La lesión del cartílago es difícil de diagnosticar por la historia y examen físico.   Las radiografías (rayos X) y una resonancia magnética de la rodilla son útiles para evaluar la salud del cartílago.   Los rayos X se utiliza para buscar signos de moderada a severa de la artritis (degeneración del cartílago difuso).   La RM es útil para buscar lesiones del cartílago de coordinación, así como a buscar los cuerpos libres (fragmentos de cartílago que se han desprendido y están flotando en la rodilla) y la patología adicional dentro de la rodilla.

Tratamiento de las lesiones del cartílago articular depende de múltiples factores.   Edad del paciente, el nivel de actividad y mecanismo de la lesión suele dictar la gestión.   Los pacientes jóvenes con lesiones traumáticas se trata de manera agresiva para tratar de restaurar una superficie articular normal dentro de la rodilla.   Los pacientes mayores con problemas de cartílago degenerativa inicialmente puede ser tratada de forma conservadora.  

El tratamiento no quirúrgico está indicado para pacientes con osteoartritis difusa.   El tratamiento consiste en terapia física, medicamentos modificación de la actividad, ortesis, aparatos ortopédicos, y las inyecciones.   El incumplimiento del tratamiento conservador puede ser una indicación de una intervención quirúrgica, dependiendo de la sintomatología del paciente.

Tratamiento quirúrgico para las lesiones del cartílago está reservado para los defectos aguda traumática, las lesiones TOC que se consideran inestable (riesgo de desprendimiento), y los cuerpos libres dentro de la rodilla.   Pequeñas lesiones focales pueden ser tratados de forma conservadora, pero esto es por lo general sin éxito.   Las lesiones más grandes deben ser tratados agresivamente para evitar el deterioro articular.   El procedimiento quirúrgico específico para tratar las lesiones del cartílago articular es dictado por el tamaño de la lesión, la calidad del hueso detrás de la lesión, y la preferencia del cirujano.

 

     Loose Consejo de eliminación de

Los cuerpos libres dentro de la rodilla a menudo causan síntomas de dolor, de captura, y de bloqueo.   Sintomático cuerpos libres deben ser eliminados.   Esto se realiza en forma ambulatoria, mediante artroscopia.   El cirujano utiliza el artroscopio para encontrar y localizar los cuerpos libres y se retiran con una pinza artroscópica.   El resto de la rodilla es evaluado y ninguna patología adicional es tratada adecuadamente.

De rehabilitación después de simple eliminación de cuerpo libre es bastante sencillo.   Muletas puede ser necesario para un par de días, pero los pacientes se les permite regresar a la actividad completa una vez que la hinchazón y la amplitud del movimiento se han normalizado.

 

     Artroscópica condroplastia

Condroplastia artroscópica se realiza con frecuencia durante la artroscopia de la rodilla.   Se utiliza para el tratamiento de forma fortuita encontraron lesiones cartilaginosas durante la cirugía.   También puede ser utilizado para pequeñas áreas de daño en el cartílago superficial en pacientes que experimentan dolor articular y síntomas asociados han mecánica.   Colgajos sueltos y los residuos del cartílago de la rodilla se sacan con una máquina de afeitar artroscópica.   Se tiene mucho cuidado para evitar dañar el cartílago normal.   El objetivo de la cirugía es eliminar la captura y el bloqueo de estas piezas sueltas de cartílago y tratar de impedir la propagación de estos colgajos condral.   El tratamiento postoperatorio es idéntica a la de los procedimientos básicos de artroscopia de la rodilla se describió anteriormente.

 

     Microfractura

Pequeñas lesiones focales (<2 cm) de daño en el cartílago que están rodeados de tejido sano son a menudo tratados con un procedimiento de microfracturas.   Ya que el cartílago no tiene suministro de sangre, que carece de la capacidad de curar.   El hueso debajo del cartílago, sin embargo, tiene un rico suministro de sangre.   Los procedimientos de microfracturas intenta tener acceso a la irrigación ósea para curar los defectos del cartílago.   Microfractura crea pequeños orificios en el hueso en la base de una lesión del cartílago.   Esto permite que las células de la médula ósea para rellenar el defecto y estimular el crecimiento de cartílago nuevo.   Este nuevo cartílago es una cicatriz de tipo de cartílago llama fibrocartílago.   Es menos resistente que el cartílago hialino normal, pero proporciona una suave cubierta de la lesión.

Indicaciones de la microfractura son pequeñas de tamaño moderado lesiones del cartílago de coordinación.   Daño en el cartílago generalizada es una contraindicación para un procedimiento de microfracturas.   Se lleva a cabo la artroscopia.   El defecto del cartílago se evalúa y se mide por el cirujano.   Colgajos cartílago Loose se eliminan con una máquina de afeitar.    A continuación, una pequeña selección Sharp (punzón) se utiliza para crear los agujeros pequeños microfracturas en el hueso. El número de agujeros microfractura creado depende del tamaño del área a tratar. La mayoría de los pacientes con un 1 – a 2-zona centímetro de los daños requieren 5 a 15 pequeños agujeros en el hueso.  

El tratamiento postoperatorio de un procedimiento de microfractura es crítica.   La cirugía se suele realizar en forma ambulatoria.   El paciente se mantiene el apoyo de peso y con muletas durante 6-8 semanas después de la cirugía.   El rango de movimiento es esencial después de la cirugía para permitir que el fibrocartílago para crecer y madurar en una forma normal.   Muchos cirujanos utilizan un CPM (movimiento pasivo continuo) la máquina después de la cirugía para facilitar esto.   Microfractura hecho en el área de la rótula (articulación patelofemoral) se rehabilita de manera algo diferente, en que el movimiento se limita a evitar el exceso de presión colocado en el área de la curación.   

 

     La implantación de condrocitos autólogos

  Otra opción para tratar de curar lesiones de cartílago es la implantación de condrocitos autólogos (ACI).   Este procedimiento está reservado para los pacientes con pequeño a moderado del tamaño de las lesiones que han fracasado por lo general un procedimiento anterior (condroplastia o microfracturas).   El procedimiento es complejo, y la rehabilitación es extensa selección de los pacientes de manera adecuada es fundamental.   Se trata de una operación de dos fases en las que se cosechan las células del cartílago de la rodilla, que se cultiva en un laboratorio, y luego reimplantado en la rodilla durante una segunda operación.

El primer paso de una cirugía de ACI es llevar a cabo un procedimiento artroscópico, donde se evalúa el defecto del cartílago.   Si la lesión es apropiado para ACI (según el tamaño, la profundidad y calidad del cartílago que rodea), pequeños trozos de cartílago normal son recogidos en las zonas menos esencial de la rodilla.   Este cartílago se envía a un laboratorio de la expansión del cartílago donde se cultivaron las células y se multiplica.   Una vez que suficiente de células se han cultivado, la segunda fase de la operación está previsto.

La segunda etapa de la cirugía ACI implica la implantación de las células del cartílago.   Esto se hace como un procedimiento abierto.   El área de daño en el cartílago está expuesta y de tamaño.   Una segunda incisión se hace entonces más de la espinilla y un “parche” se cosecha a partir del tejido grueso (periostio) que cubre el hueso de la espinilla.   Este parche es aproximadamente del tamaño de la lesión del cartílago se está tratando.   El parche es entonces cosido sobre el defecto del cartílago y los cultivos de células se inyectan por debajo de la revisión del periostio.

La rehabilitación después de ACI es similar a la de microfracturas.   De soporte de peso es limitado y se requiere muletas durante 6-8 semanas, mientras que las células se adhieren al hueso subyacente.   El movimiento es alentado, a menudo con el uso de un CPM.   Aumenta la intensidad del entrenamiento de 3-6 meses después de la operación, pero la mayoría de los atletas no volver a hacer deportes de 12-16 meses después de la cirugía.      

 

     Transferencia de autoinjerto osteocondral

Otra opción quirúrgica para los síntomas, las lesiones focales del cartílago articular es una transferencia de autoinjerto osteocondral.   Esto también se conoce como un mosaicoplastia, o un procedimiento de avena.   Mosaicoplastia implica la recolección normal del cartílago de la rodilla y la transferencia de    para reemplazar la zona de cartílago dañado.  

Indicaciones para mosaicoplastia son similares a los de ACI.   Las lesiones <2 cm de diámetro son ideales.   Esto no es un procedimiento utilizado para tratar el daño del cartílago difusa.     La cirugía puede hacerse vía artroscópica o abierta.   Se suele realizar en forma ambulatoria.   El defecto del cartílago suele ser evaluado y preparado artroscopia.   Si la lesión es apropiado para mosaicoplastia, de tamaño adecuado enchufes osteocondral se cosechan en otra parte de la articulación de la rodilla.   El cartílago en la zona este “donante” no es tan esencial, porque está sometida a menos presión durante la carga de peso.   Los enchufes son transferidos a los defectos del cartílago y establecer en su lugar.
        La rehabilitación después de la transferencia de autoinjerto osteocondral es similar a la descrita anteriormente.   El peso en carga está limitada por 6-8 semanas.  El movimiento es alentado.   Volver al deporte y la actividad completa se permite después de 6 meses de rehabilitación en la mayoría de los casos.   

 

     Trasplante de aloinjerto osteocondral

  Grandes, las lesiones del cartílago de coordinación (más de 2 cm de diámetro) a menudo son demasiado grandes para ser tratados con microfracturas, ACI, o mosaicoplastia.   Para estos pacientes, un aloinjerto es a menudo la única fuente de tejidos lo suficientemente grande para proporcionar cartílago suficiente para cubrir el defecto.   Un injerto de tejido donado es que proviene de un cadáver.   Los pacientes que son candidatos a trasplante de aloinjerto tienen sus estudios de imagen (rayos X o resonancia magnética), enviado a un banco de tejidos que trata de obtener un injerto que es el tamaño de coincidir con el paciente.   Cuando se encuentra un injerto, está programada la cirugía.  

El trasplante de aloinjerto osteocondral se hace habitualmente como un procedimiento abierto.   Una corta estancia hospitalaria no es infrecuente.   La zona de cartílago dañado es preparado por una toma de extracción de testigos de 4-5 mm de profundidad en el hueso subcondral.   En la misma ubicación exacta se identifica en la muestra de aloinjerto y un tapón se crea que encaja perfectamente en el fémur de acogida.   El enchufe de aloinjerto se coloca dentro de la cuenca receptora.El objetivo es crear un color, la superficie lisa del cartílago articular.
 

El tratamiento postoperatorio de trasplante osteocondral un llograft es más lento que el de otros procedimientos de restauración del cartílago.   La parte ósea del injerto debe ser sustituido por el hueso del paciente, y mientras esto ocurre, el injerto es susceptible a colapsar.   Como resultado de ello, carga de peso está restringido durante 10-12 semanas.  El movimiento es alentado temprana.   Los pacientes se les permite regresar a la actividad completa 12 meses después de la cirugía.

Trastornos patelofemoral

          La articulación patelofemoral es la articulación entre la superficie inferior de la rótula (patela) y la ranura en la parte frontal del fémur (tróclea).   Se trata de una fuente común de dolor y discapacidad en los pacientes.   Cuestiones de patelofemoral presentan comúnmente como dolor en la parte frontal de la rodilla (dolor anterior de la rodilla).   Factores agravantes son la subida de escaleras y de pie desde una posición sentada.   Las múltiples condiciones que pueden presentarse con dolor patelofemoral, que puede hacer difícil determinar el tratamiento óptimo.   Afortunadamente, el dolor de rodilla más anterior responde a tratamiento conservador, pero específicas indicaciones quirúrgicas que existen para algunas condiciones. Descripciones más detalladas de estas condiciones de seguir.

    Síndrome de compresión lateral de la rótula

            Síndrome de compresión lateral de la rótula (LPCS) es una condición común que se presenta con dolor anterior de la rodilla.   Se caracteriza por un retináculo lateral apretado (tejido en el exterior de la rótula).   Este tejido apretado provoca el movimiento anormal de la rótula en la tróclea.   Esto puede verse agravado por otros factores del paciente, como la alineación de las extremidades y la fuerza muscular.   Los pacientes con LPCS han limitado medial (interior) de movilidad de la rótula y puede tener una rótula con inclinación lateral excesiva.  
 

            El tratamiento conservador está indicado en todos los casos de LPCS.   La terapia física es la base del tratamiento.   Fortalecimiento del cuadríceps, entrenamiento de la flexibilidad, y la grabación de la rótula pueden ser beneficiosos.   Un manguito de la rótula o aparato ortopédico también puede ser útil durante las actividades deportivas.   Un curso especializado de tratamiento no quirúrgico debe ser tratado antes de considerar la intervención quirúrgica para LPCS.

 

    Lateral de prensa

            La intervención quirúrgica más común para LPCS es un lanzamiento lateral.   Este procedimiento consiste en dividir el quirúrgicamente retináculo lateral estrecho que es atar a la rótula.   Se realiza con mayor frecuencia la artroscopia como un procedimiento ambulatorio.    Existe un riesgo leve de sangrado excesivo en la rodilla después de la liberación.   Los resultados de este procedimiento son buenas si se siguen estrictamente las indicaciones quirúrgicas.   La rehabilitación después de la operación involucra la reducción de la tumefacción inicial, seguido por el fortalecimiento del cuádriceps dedicado.   

 

    La inestabilidad patelar

            La inestabilidad de la rótula de la rótula de la rodilla se produce cuando se sale de su ranura (tróclea) como la rodilla se dobla.   Más comúnmente, la rótula se desplaza (disloca) en una dirección lateral (hacia el exterior).   La inestabilidad de la rótula pueden ser descritos como aguda o crónica.   Aguda dislocaciones rotuliano ocurrir cuando una fuerza de torsión se aplica a la parte inferior de la pierna.   El fémur gira hacia adentro mientras que la tibia y la rótula rota hacia el exterior.   Esto puede resultar en una dislocación patelar.

Inestabilidad rotuliana crónica ocurre en pacientes que han desarrollado factores específicos de riesgo anatómico.   Una pelvis ancha, una tróclea poco profundas, un alto rótula de equitación, dominó las rodillas, los pies planos, y la musculatura del muslo subdesarrollados son todos factores de riesgo de la inestabilidad rotuliana recurrente.

            El tratamiento de la luxación rotuliana aguda suele no quirúrgico.   Un breve período de inmovilización (4 semanas) es seguido por un programa de rehabilitación especializada.   De rehabilitación debe centrarse en el fortalecimiento del cuádriceps y los ejercicios de entrenamiento de la flexibilidad.   La indicación quirúrgica primaria de una luxación rotuliana aguda es cuando un trozo de cartílago se rompe de la superficie inferior de la rótula.   Si eso ocurre, el cirujano tratante de la rodilla alcance y vuelva a conectar bien o quitar la pieza rota de cartílago.  

            Los pacientes con inestabilidad rotuliana crónica a menudo tienen cierto grado de mal alineamiento de la pierna.   Rehabilitación se puede intentar, pero es menos exitoso en los casos crónicos.   Múltiples procedimientos han sido desarrollados para tratar de abordar las luxaciones recurrentes de la rótula.   Las operaciones más exitosas implican tratar de mejorar la alineación del mecanismo extensor.   Esto permite que el casquillo de la rodilla para permanecer en la tróclea durante el movimiento de la rodilla.

 

    Proximal y distal Realineación Procedimientos

            Para los pacientes con inestabilidad rotuliana crónica, los cirujanos tratan de cambiar la dirección de la rótula durante el movimiento de los viajes con la esperanza de eliminar las dislocaciones.   Estos procedimientos pueden ser muy complicado dependiendo de la cantidad de corrección que el paciente requiere.   Algunos de los principios quirúrgicos básicos existen, sin embargo, a pesar de la variación en las técnicas específicas.

            En la mayoría de los casos de inestabilidad de la rótula, los tejidos en el interior de la rótula están sueltos y los tejidos en el exterior son muy ajustados.   Además, la alineación del mecanismo extensor es anormal.   La mayoría de los procedimientos quirúrgicos para tratar esta condición para corregir estos tres factores. No es infrecuente que los pacientes pasan un día o dos en el hospital después de la cirugía.  

            Una liberación lateral artroscópica se utiliza para dividir a los tejidos ajustados en el exterior de la rótula.   Esto ha sido descrito previamente.   A continuación, a fin de cambiar la fuerza del mecanismo extensor, un procedimiento de reorganización es necesaria.   Esto está reservado

para los pacientes que han dejado de crecer.   Realineación suele lograrse mediante la realización de una osteotomía de la tuberosidad tibial.   La tuberosidad tibial es la prominencia ósea en la parte delantera de la espinilla en el tendón rotuliano concede.   La osteotomía implica la separación del tubérculo de la tibia y el desplazamiento en dirección hacia adentro.   Esto requiere de una incisión abierta y los tornillos se colocan normalmente para celebrar la pieza pasó de hueso en su posición.    Por último, se realiza algún tipo de media (procedimiento en el interior) de apriete.   Esto normalmente requiere una segunda incisión en la parte interna de la rodilla.   Las suturas se utilizan para apretar los tejidos en el interior de la rótula que se hayan soltado de luxaciones múltiples.

  La rehabilitación postoperatoria de un próximo / realineación distal procedimiento implica un período de protección de soporte de peso con muletas para permitir que el hueso osteotomizado de sanar.   Se usa un corsé para proteger la rodilla durante 4-6 semanas.   Los ejercicios de movilidad se inicia temprano.   Volver a los deportes está permitido 4-6 meses después de la cirugía.
 

Plica

            Un pliegue es una banda de la membrana sinovial (el revestimiento del interior de la rodilla), que es un remanente de tejido embrionario normal.   Casi todas las rodillas tienen alguna forma de plica, y con frecuencia son los resultados normales de visita en el momento de la artroscopia.   Ocasionalmente, sin embargo, los pacientes pueden tener pliegues sintomático.   Dolor Plical normalmente se encuentra en la parte interna de la rodilla al lado de la rótula.   A veces, crujido o chasquido puede ser provocado con el movimiento de la rodilla.  

            Pliegues sintomática puede tratarse de forma conservadora con medicamentos, modificación de la actividad, y la terapia.   El tratamiento quirúrgico se reserva para los pliegues que son resistentes al tratamiento no quirúrgico.   La cirugía artroscópica se realiza simplemente quitando el tejido patológico con una máquina de afeitar.   Rehabilitación postoperatorio es idéntica a la de los procedimientos básicos de artroscopia de rodilla.

 

Fat Pad pinzamiento

            La capa de grasa anterior es el tejido adiposo que se encuentra debajo de la rótula y por detrás del tendón rotuliano.   Sirve para dar cierta protección adicional para la parte frontal de la rodilla.   A veces, después de un trauma, esta almohadilla de grasa puede ser sintomático.   El tejido graso puede engrosarse e irritado por lo que es difícil para el paciente que extienda su rodilla.  

            El tratamiento para el choque almohadilla de grasa suele ser conservador.   Modificación de la actividad, reposo, hielo, y el relleno de la rodilla son útiles.   En ocasiones, la extirpación artroscópica se utiliza en pacientes que fracasan los tratamientos conservadores.   La almohadilla anormal de la grasa se extrae con una máquina de afeitar artroscópica.   Rehabilitación postoperatorio es idéntica a la de los procedimientos básicos de artroscopia de rodilla.

Extensor Mecanismo Interrupción

El mecanismo de extensión está formada por todas las estructuras que permiten la pierna que se enderezó (ampliado).   Se funden los músculos del cuádriceps en un tendón central que se inserta en la parte superior de la rótula.   El tendón rotuliano es una banda de tejido que conecta la parte inferior de la rótula a la tuberosidad tibial en el hueso de la espinilla.   Ambos de estos tendones pueden ser sitios de la patología de la rodilla.  

Del cuádriceps y rotura del tendón rotuliano son lesiones poco comunes.   Típicamente, los pacientes que sufren este otoño a una lesión de rodilla parcialmente dobladas. Cuando se contrae el músculo cuadriceps de romper la caída, el tendón del cuádriceps o del tendón rotuliano no puede resistir la fuerza y rupturas.   Esta lesión es más común en pacientes de mediana edad que son a tiempo parcial atletas (guerreros de fin de semana).   Después de sostener un cuadriceps o rotura del tendón rotuliano, el paciente experimenta dolor en la rodilla, hinchazón, y no es capaz de enderezar la pierna desde una posición inclinada.

El tratamiento para los cuádriceps y se rompe el tendón rotuliano es casi siempre quirúrgico.   Las lágrimas del tendón del hueso y que necesita para reponerse.   Se trata de una incisión abierta en la parte frontal de la rodilla.   Los bordes del tendón desgarrado se limpian y se sutura de nuevo a la rótula con sutura no absorbible de gran calibre que se coloca a través de pequeñas perforaciones en la rótula.   Después de la cirugía, los pacientes se ponen en una rodilla bloqueada en extensión.   Los pacientes pueden caminar y soportar peso en las muletas con la pierna en una posición extendida.   Rango de rehabilitación de movimiento se inicia después de unas semanas de inmovilización para proteger a la reparación.  

 

Resultados esperados

   Un amplio espectro de la patología puede ser tratada con cirugía de rodilla.   Resultados de la intervención quirúrgica variar en función de un diagnóstico individual de la paciente y el tratamiento prestados.   La mayoría de los procedimientos operativos ofrecen buenos resultados en la mayoría de los casos.   Excepciones siempre ocurre.   Es importante que el paciente tenga un amplio debate antes de la operación con su cirujano tratante para que tengan una comprensión completa de los objetivos y resultados esperados, por su condición específica.   El cumplimiento del paciente y la dedicación a la rehabilitación postoperatoria son también factores esenciales para maximizar los resultados después de la cirugía de la rodilla.

Complicaciones

A pesar del progreso considerable en el campo de la cirugía de la rodilla, las complicaciones quirúrgicas todavía existen.   Cada operación, por pequeño que sea, conlleva una amplia gama de riesgos de los más insignificantes hasta los más graves (incluidas las complicaciones potencialmente mortales). Seguramente, hablando de estas complicaciones en un paciente no significa que se produzcan, pero, por la misma razón, el hecho de hablar de estos posibles complicaciones con el paciente no hacerlos desaparecer.   Los pacientes son alentados a pedir a su cirujano acerca de las posibles complicaciones, y la respuesta del cirujano debe ser próxima.   Las condiciones de la rodilla no son situaciones de vida o muerte. De la cirugía de la rodilla se refiere a la calidad de vida. Por lo tanto, es esencial para el paciente para determinar si la cirugía es razonable.   Para llegar a tal decisión, el paciente utilizará la información proporcionada por el cirujano.   La lista de posibles complicaciones es muy amplia.   Afortunadamente, las complicaciones son poco frecuentes y generalmente benigno.

La incidencia de complicaciones es baja en comparación con el elevado número de procedimientos de artroscopia a cabo anualmente. Las posibles complicaciones incluyen infección, inflamación, daño a los tejidos de la articulación, coágulos sanguíneos en las venas de las piernas (tromboflebitis), la acumulación de sangre en la articulación (hemartrosis), coágulos de sangre que se mueven en el pulmón (embolia pulmonar), y del perjuicio para los nervios alrededor de la articulación.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.